Servicios

 

En Buel Psicología le acompañaremos en su proceso de recuperación, ayudándole a adquirir las destrezas y/o habilidades necesarias para comprender y superar su problemática personal, y afrontar con las mayores garantías su proyecto vital.

Nuestras intervenciones se centran en problemas como:

Problemas de la Conducta Alimentaria (Anorexia y Bulimia): son problemas de salud que se manifiestan como trastornos del comportamiento alimentario y que, a veces, si no se tratan adecuadamente, pueden llegar a poner en peligro la vida de las personas que los sufren. Pueden afectar a hombres y mujeres, aunque es más frecuente en estas últimas. Pueden manifestarse a cualquier edad, pero es en la adolescencia cuando aparecen con mayor frecuencia.

Ansiedad: La ansiedad es una respuesta de nuestro organismo ante situaciones que generan estrés. Cuando estas situaciones de tensión, nerviosismo y ahogo se mantienen durante mucho tiempo, nos generan una mayor dificultad para resolver los problemas de forma lógica, nos provocan malestar y nos hacen sufrir.

Problemas en la Infancia y la Adolescencia: Los problemas de desarrollo en la infancia incluyen, entre otros, un progreso insuficiente, problemas de comportamiento, de alimentación y de sueño, fobias, hiperactividad, falta de atención y dificultades de aprendizaje.

Conflictos de Pareja: Para que una pareja sobreviva no basta en general con quererse. Hacen falta conocimientos y habilidades específicos sin los cuales, en general, la pareja tiende a perpetuar, cronificar problemas que al final terminan agotando el nivel de gratificación vivido originalmente en la relación y, por tanto, facilitando su ruptura.

Estados Depresivos: Los síntomas centrales de la depresión son: Caída del ánimo, pérdida de energía e interés, sensación de enfermedad física o debilitamiento, baja concentración, apetito y sueño alterados, disminución de las funciones físicas y mentales.

Fobias y Obsesiones: Las fobias tratan de un temor irracional, incontrolable frente a un objeto, situación o personas determinadas, que derivan en un afecto específico: la angustia. Ante la aparición de ésta, el sujeto plantea una distancia de seguridad, que atempere la misma, o bien la propia evitación del estímulo que suscita la angustia. Por otra parte, en las obsesiones, se tratan, representaciones mentales, ideas, que se presentan en la mente de una persona de carácter irrefrenable y, en la mayoría de las veces insoportable.

Duelo y Rupturas Sentimentales: El proceso de duelo por la pérdida de un ser querido o una ruptura sentimental, incluye las fases de negación, rabia o dolor y puede durar hasta dos años. Si bien hay que pasar todas las fases, existen personas "que se instalan y que se quedan atascadas" en alguna de ellas con "pensamientos repetitivos", que dificultan su recuperación. A partir de entonces, el afectado tiene que pensar en buscar ayuda psicológica.

Utilizamos cookies y cumplimos con la LOPD para mejorar tu experiencia al navegar por nuestra web. Para saber mas: Uso de cookies y LOPD.

Acepto el uso de cookies y LOPD